fbpx
aprende a localizar

Cómo localizar a tu pareja sin que lo sepa – La guía para localizar a tu pareja

Quiero rastrear a mi pareja. Seguro que has oído decir estas palabras a un amigo, pero nunca habías pensado que tú podrías hacer semejante...

Localizador de teléfonos móviles gratis – Métodos que funcionan para localizar teléfonos móviles

Llevamos unas vidas realmente ocupadas en la que las soluciones sencillas e inteligentes son las mejor valoradas. Ahora puedes localizar un teléfono...

¿Quieres espiar los mensajes del WhatsApp? ¡Aquí descubrirás cómo hacerlo fácilmente!

Puede que sospeches que tu pareja te pueda está engañando con su ex. Es posible que tu hijo se comporte de manera distante de repente y que pienses...

Últimos artículos

Todo lo que necesitas saber sobre localizar teléfonos móviles: Una guía completa

La transformación móvil del siglo 21 continúa simplificando la vida y muchas compañías se han introducido en el mercado del seguimiento los de teléfonos móviles para tranquilizar las mentes de ciertas personas.

Las herramientas basadas en la ubicación del usuario son las soluciones de este siglo para aquellos que sienten la necesidad de controlar a otras personas y las cosas en sus vidas. De hecho, en Norteamérica y en Europa, existen ya alrededor de 70 millones de personas que utilizan aplicaciones de seguimiento. Ya sea el padre preocupado, la pareja que sospecha de su cónyuge o el profesor despistado; el seguimiento móvil ofrece una solución que puede ayudarnos a solucionar la ansiedad.

Es parte de la psicología humana básica, todo el mundo quiere llevar un seguimiento de los demás, pero sienten que es incómodo e intrusivo que otra persona los vigile.

En los tiempos que corren, la gente lleva sus teléfonos a todas partes, por lo tanto, saber dónde se encuentra un teléfono móvil generalmente significa saber dónde se encuentra esa persona. Esta es la razón por la que localizar gente por el móvil se ha convertido en algo tan sencillo. Sin embargo, esto también ha suscitado muchas preguntas.

Como ya hemos indicado, es parte de la psicología humana básica que todo el mundo quiere descubrir dónde se encuentran los demás, pero que no les gusta que los demás sepan dónde están ellos. Realmente, mucha de la paranoia que se ha formado alrededor de las aplicaciones de seguimiento viene por no entender bien cómo funcionan estas aplicaciones, quién las usa y con qué propósito.

Existen algunas cosas importantes que deben entenderse antes de decidir si seguir un teléfono móvil es la opción correcta o adecuada para ti.

¿Qué hacen esas aplicaciones?

Dependiendo de tus necesidades, existen cantidad de maneras en las que se pueden utilizar aplicaciones para localizar a los demás. La aplicación de seguimiento más común y más utilizada está basada en la tecnología GPS.

La razón es que los smarphones vienen con capacidades GPS y que, actualmente, son omnipresentes. De hecho, los estudios realizados en el año 2018 revelaron que el el 97% de los hogares españoles utiliza un smartphone para acceder a Internet. Por lo tanto, es solo cuestión de utilizar la tecnología GPS que ya viene instalada en los smartphones. Esto es lo que los hace tan populares para realizar un seguimiento, son tanto prácticos como universales.

¿Cuáles son los usos más comunes del seguimiento?

Existen cantidad de maneras de utilizar los teléfonos móviles para localizarlos, pero, de lejos, las más comunes se clasifican en estas categorías básicas.

  • Padres que hace un seguimiento de los lugares que visitan sus hijos, por su seguridad (además de vigilancia)
  • Seguimiento de parejas y seres queridos por sospechas de posibles infidelidades
  • Encontrar tu teléfono móvil porque se haya perdido o porque haya sido robado
  • Utilizar el teléfono para vigilar tus objetos de valor
  • Vigilar a personas mayores, con problemas mentales o con algún tipo de discapacidad por su seguridad

Padres localizando la ubicación y vigilando las comunicaciones de sus hijos

Nos guste o no, criar a un hijo que viene de una generación de personas formadas digitalmente hablando, requiere un nivel extra de precaución, razón por la que los padres encabezan la lista de las personas que utilizan la localización de teléfonos móviles.

Para algunos padres, el seguimiento es parte de la vigilancia de un niño con alguna enfermedad. Para otros, es tomar precaución contra las amenazas del siglo 21, por ejemplo contra lo que la tecnología permite a los depredadores sexuales.

Vamos a asumirlo, el perfil en las redes sociales de tus hijos, aunque se encuentre en modo privado, está muy lejos de ser privado. Para complicar aún más las cosas, es posible que tus hijos sepan mucho más de aparatos como teléfonos inteligentes, tablets y ordenadores de lo que tu sabes.

Sin embargo, tu sabes más de los peligros de este mundo de lo que ellos saben, además es tu responsabilidad  mantener a tus hijos a salvo. Ya que te superan en conocimientos y otras sutilezas de la tecnología, es responsabilidad tuya vigilar dónde están y con quién hablan.

Si preguntas a los oficiales de las fuerzas de seguridad sobre cómo las redes sociales y los teléfonos móviles han cambiado la forma en la que trabajan, muchos te dirán que la percepción de la privacidad que la tecnología ofrece, hace más osados a los delincuentes. De hecho, un informe revela que cerca de 725,000 chicos han sido abordados agresivamente para que se reunieran con extraños después de conocer a alguien en línea.

Por lo tanto, como padre, deberías preocuparte menos de los depredadores infantiles que rondan por la tienda de alimentos del barrio intentando pasar desapercibidos, ahora son más preocupantes los adultos que puedan comunicarse en secreto con tus hijos esperando atraerlos hacia ellos.

Esto significa para ti que es hora de encontrar una nueva manera de vigilar a tus hijos. La respuesta del siglo 21 es la localización de la ubicación y la vigilancia de las comunicaciones por el teléfono móvil.

¿Es necesario tener el consentimiento de los hijos?

Es legal vigilar el teléfono móvil de tus hijos hasta que sean mayores de edad

Siempre y cuando nos comuniquemos con el menor y establezcamos unas normas de uso del teléfono móvil, estamos en nuestro derecho de vigilar, aunque no de espiar, su actividad hasta que cumplan los 18 años. Las leyes establecen que no se puede espiar a nadie, ni siquiera a nuestros hijos sin una orden judicial que lo considere necesario. No es una práctica recomendable, pues las penas pueden llegar a ser de hasta 4 años de cárcel, pero cuando los sistemas operativos están desbloqueados (por ejemplo, jailbroken), puedes instalar esas aplicaciones de seguimiento y espionaje en los dispositivos de tus hijos sin que sean conscientes de ello.

Aplicaciones como mSpy y Spy Bubble permiten a los padres seguir la ubicación de sus hijos, así como vigilar su actividad al teléfono: llamadas de teléfono, mensajes de texto y uso de las aplicaciones.

Estas aplicaciones, y otras parecidas, son ideales para los padres que quieren que sus hijos disfruten de las ventajas que proporciona un teléfono móvil a la vez que tienen la tranquilidad de saber dónde están y quiénes son las personas con las que se comunican.

Otra aplicación muy popular, destinada al seguimiento y localización de teléfonos móviles, especialmente de niños, ofrece funciones como la denominada «Panic Alert». Concretamente, Life360 ofrece al chico la posibilidad de hacer clic en un botón rojo situado en la parte superior de la pantalla, ¡para notificar a su familia su ubicación y que necesitan su ayuda!

En realidad, ha muchas más aplicaciones de este tipo disponibles, pero has de tener en cuenta que si deseas disfrutar de la mayor cantidad de características y de la mejor precisión GPS, con un interfaz fácil de usar, además de un control completo del teléfono móvil de tus hijos, la versión de pago de estas aplicaciones es la única manera de proceder.

Seguimiento de parejas para descubrir infidelidades

Jna de las formas más fáciles de hacer esto es hacer que nuestra pareja se sincere y nos cuente que es lo que está haciendo o dónde esta yendo. Si existe el deseo de salvar la relación, no debería haber motivo de disputa.

Según encuestas realizadas en España, el 31% de las personas reconoce algún tipo de infidelidad hacia su pareja. La realidad es que esta cifra es mucho más alta, porque las personas no admiten que son infieles, ni siquiera a sus amigos más cercanos. Esto nos deja bien claro por qué las parejas espiándose entre ellas son los segundos usuarios de las aplicaciones de seguimiento móvil más significativos.

Si la infidelidad es un problema en tu relación, es algo que debe solucionarse. Una de las formas más sencillas de hacer esto es que nuestra pareja se abra y se sincere con nosotros sobre dónde va y qué está haciendo. Si existe un deseo de salvar la relación, no debería haber motivo de disputa.

De hecho, el Dr. Janis Spring define 10 pasos para recuperar una relación. En el paso número seis, el Dr. Spring recomienda establecer unas determinadas reglas. Estas reglas han de seguirse a rajatabla y deben ser establecidas por la persona que ha sido engañada en la relación, para que pueda iniciarse el proceso de sanación.

Muchas parejas optan por utilizar esas aplicaciones de seguimiento como una de esas reglas inquebrantables que sugiere el Dr. Spring. La idea de vigilar abiertamente la ubicación de la otra persona es una forma recíproca que ayuda a la parte que ha sido engañada en el pasado a saber que la persona que cometió el engaño ya no tiene nada que esconder. Así, las dos partes acuerdan que compartir la ubicación abiertamente puede ayudar a arreglar la relación. Las aplicaciones de seguimiento y localización móvil son la solución ideal para calmar la ansiedad de la parte que ha sido víctima de la infidelidad. Ofrecen la tranquilidad mental necesaria para sanar la relación.

Michele Weiner-Davis, un terapeuta de pareja de Boulder, Colorado, y author del libro Divorce Busting: A Step-by-Step Approach to Making Your Marriage Loving Again advierte:

“Debes estar dispuesto a hacer todo lo que tu pareja necesite para sentirse más segura en la relación. (Para algunos) es compartir información sobre los teléfonos móviles…”

Cuando los expertos advierten que es sano, para las relaciones en las que ha habido algún engaño, darle a la pareja lo necesario para recuperarse, por lo tanto, no hay necesidad de cuestionar estas medidas, simplemente recuerda que es necesario que haya consenso.

¿Tu pareja no acepta instalar una aplicación de seguimiento?

El consentimiento es lo más necesario para realizar el seguimiento de una persona adulta, sea cual sea tu relación con ella. Aunque os acabéis de conocer o llevéis casados 30 años, la Declaración de Privacidad de Comunicaciones Electrónicas establece que es ilegal hacer un seguimiento del teléfono móvil de otra persona sin su consentimiento.

Una razón de peso por la que el consentimiento es necesario es que el seguimiento por medio del teléfono móvil es una forma fácil de permitir la vigilancia por parte de parejas abusivas tanto física como mentalmente. Esto es, pueden permitir fácilmente que las personas abusen del control de sus parejas o de imponerse mediante la violencia física.

La NPR revisó recientemente 72 hogares donde se produce violencia  domestica, lo que descubrieron fue algo aterrador. El mayor motivo de preocupación fue que el 85% de los visitantes pedían que se desactivaran o se eliminaran las medidas de seguimiento de sus teléfonos.

Espiar SIN consentimiento, leer Cómo seguir a tu pareja sin que lo descubra

Por el contrario, no todo el mundo es un abusador y, si eres víctima de una infidelidad, sientes que tienes una justificación para vigilar a tu pareja sin su permiso, sobre todo cuando se trata de asuntos de custodia o de una distribución equitativa de los bienes durante tu divorcio. Esa actitud de «mira lo que me está haciendo» puede permitir que las emociones se sobrepongan a la lógica. Aunque esos sentimientos son válidos, no justifican el seguimiento o vigilancia por vías no consideradas legales.

Desde enero del año 2012, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos acordó que la información obtenida mediante dispositivos de seguimiento no cumple la cuarta enmienda, registro e incautación, y que, por lo tanto, se requiere una autorización.

Las conclusiones están bien claras: sin el consentimiento o permiso de la pareja, cualquier información que tu abogado intente enviar al juzgado no será válida porque ha sido obtenida violando lo establecido en la Declaración de Privacidad de Comunicaciones Electrónicas. Por esta razón, proceder así no merece la pena.

Seguimiento sin consentimiento: esconder un localizador GPS en el maletero del coche

Esconder un viejo smartphone en el coche de tu pareja

Si no tienes dinero para gastarlo en un dispositivo de seguimiento, siempre puedes poner un smartphone viejo en su coche o dentro de un bolso o bolsa que viaje siempre en él.

Si estás utilizando un iPhone, lo más importante es que no olvides activar la aplicación preinstalada Buscar mi iPhone. Así, podrás supervisar dónde se encuentra la persona localizando el teléfono. En teléfonos Android, hay que activar la aplicación Android Device Manager. Por cierto, las dos aplicaciones son totalmente gratis.

El truco es mantenerlo cargado (conectarlo a una batería externa o powerbank servirá para prorrogar la duración de la batería) y, sobre todo, ponerlo en modo silencioso.

Si decides ignorar las leyes y quieres correr el riesgo de hacer seguimiento a alguien sin tener su permiso, ¡existen algunas formas creativas que han sido probadas y que han funcionado!

Una de las formas más sencillas de localizar a alguien es poniendo un localizador GPS en su coche. Estos dispositivos tienen unas medidas de unos 10 por 6 centímetros y vienen con un imán instalado. Algunos de ellos incluso vienen en una carcasa impermeable. Puedes instalar esta caja en los bajos o dentro del coche de otra persona. Así, puedes vigilar dónde se dirige utilizando una aplicación.

El truco es mantener el dispositivo cargado (conectándolo a una batería externa que le dé más autonomía; porque no es apropiado tener que estar tomándolo para cargarlo todo el tiempo).

Diez pasos para vigilar el coche de tu pareja utilizando un smartphone adicional

la tristeza y la ansiedad que provocan las sospechas son una razon para localizar el móvil de la pareja

    1. Encuentra un viejo smartphone o compra uno usado en línea. Por ejemplo, en eBay.es puedes encontrar muchos sobre unos 80€. Recuerda que, en este caso, cuanto más pequeño será mejor (consumen menos batería y se dispone de más espacio para esconderlo). Como ya sabrás, los teléfonos basados en Android son más baratos que los productos de Apple.
    2. Actualiza el software a la última versión.
    3. Compra una tarjeta SIM prepago que tenga un plan de datos. El más económico será suficiente, siempre y cuando el operador de red tenga una buena cobertura en la zona en la que vas a realizar el seguimiento.
    4. Instala y activa la aplicación de seguimiento móvil que desees.
    5. Activa los permisos de los servicios de ubicación en el teléfono (iPhone/Android) y en la aplicación.
      1. Apaga todos los sonidos y la vibración del teléfono móvil Android o iPhone para que no haga ningún ruido. Si, por ejemplo, recibieras un mensaje de texto del proveedor de red o una llamada accidental, incluso si se escucha una de las notificaciones auditivas cuando se queda sin batería, esto podría ser un motivo de que nos descubran y, por lo tanto, debemos preocuparnos de ello.

batería externa de alta capacidad

  1. Compra una batería externa de alta capacidad (me lo agradecerás luego) y conéctala antes de poner el teléfono móvil en el coche. Encontrarás algunas buenas en Amazon.es. Como posiblemente ya sabrás, las baterías de los smartphones se gastan muy rápidamente, incluso más rápido en los que ya han sido usados. Algunas de estas baterías externas (especialmente las más grandes) pueden mantener el teléfono en funcionamiento durante más de una semana sin que se agoten y necesiten ser recargados.
  2. Instala una aplicación como Potential que te avisa cuando la batería llega, por ejemplo, al 30% (puedes configurarla como quieras). Así, podrás prepararte para recuperar el teléfono y recargarlo, también la batería externa.
  3. Por otra parte, no te olvides de bloquearlo con clave – por si acaso lo encontrase e intente entrar para averiguar quien está detrás de ello.
  4. Esconde el smartphone inteligentemente, primero en tu coche para probar durante unos días. Llama al móvil y comprueba que no suene, fíjate cuanto aguantan las baterías. Prepara un plan para esconderlo en su coche (consulta los sitios para esconderlo que te sugerimos en la lista que aparece a continuación).

Sitios para esconder el smartphone y la batería externa en el vehículo

Planting GPS device in car

    1. El maletero del coche. Si lo utiliza raramente y/o tiene una alfombrilla gruesa para esconderlo debajo, este sería el lugar ideal.

  1. Debajo de la consola central. Levántala (haz algo de fuerza si fuera necesario). Debajo de ella, normalmente hay unos cuantos huevos que posiblemente sean suficientes para poner el teléfono ahí.
  2. Si queda suficiente espacio y resulta estable, puedes esconderlo detrás del compartimento de la guantera, es posible que tengas cantidad de recovecos ahí. En caso de que el teléfono sea muy voluminoso y que la batería externa lo sea aún más, este sitio puede no resultar apropiado.
  3. ¡Se creativo! Cada vehículo es único. Intenta encontrar lugares para esconderlo en los que él nunca miraría.

Activa la función geovalla para saber si se dirige a un lugar determinado

Activa la función de geovalla para que te notifiquen cuando tu novio o marido llegue a cierto sitio o entre en un área determinada. En las aplicaciones Buscar mi iPhone/Buscar a mis Amigos, simplemente tienes que tocar en «Notificarme», elegir «Llegadas» y elegir la ubicación que quieres cubrir. Por ejemplo, si sospechas de que pueda estar visitando a su amante que vive en la otra parte de la ciudad, puedes añadir una geovalla en esa zona y se te informará (mediante una notificación push en tu teléfono) cuando entre en ella. Haz una captura de pantalla como prueba de que realmente ha estado en ese lugar.

Buscando tu teléfono perdido o robado

La amarga realidad si tu teléfono YA HA SIDO robado o perdido

Existe una gran salvedad aquí: si tu YA has perdido tu teléfono o te lo han robado y estás leyendo esto con la esperanza de averiguar dónde está y recuperarlo PERO no has instalado ni activado ninguna aplicación de localización previamente Y, por lo tanto, no puedes acceder a la ubicación del teléfono a distancia por medio de las interfaces web de las aplicaciones (iCloud.com para los iPhones), entonces no puedes localizar el móvil DESPUÉS de que se haya perdido utilizando esta tecnología. Lo siento, esta es simplemente la triste realidad.

Solo tu proveedor de telecomunicaciones, en teoría, puede localizar la ubicación o la última ubicación en la que tu teléfono fue visto (hasta que se quedase sin batería o el ladrón lo apagase y cambiase la tarjeta SIM por otra diferente). Para esto se utiliza otra tecnología, pero aunque tu proveedor de comunicaciones (AT&T, Verizon etc.) tenga acceso a estos datos, es muy posible que no la compartan contigo.

Si eres como la casi mitad de los jóvenes españoles, que no pueden vivir sin sus smartphones, entonces no podrás ir muy lejos sin tu teléfono. Es algo vital para muchos. Por ejemplo, es el lugar en el cual guardamos todas esas fotos y recuerdos de gran valor sentimental. Además, guarda los calendarios, correos electrónicos, los datos de acceso a los profesores de nuestros hijos, etc. La lista puede ser muy larga, porque existe virtualmente una aplicación para cada asunto de nuestras vidas.

2.1 millones de teléfonos fueron robados en el año 2015 y 3.1 millones se perdieron ese mismo año

¿Pero qué ocurre cuando no puedes encontrar tu teléfono? Por ejemplo, esta noticia nos informa de que se roban más de 120.000 teléfonos móviles solo en Barcelona, dispositivos que acaban muchas veces a la venta en otros países, como Argel o Marruecos.

Ya que tu teléfono es algo tan importante para gestionar todos los aspectos de tu vida, tiene mucho sentido seguir su ubicación. Aplicaciones como Buscar mi iPhone o el Android Device Manager de Google facilitan localizar tu teléfono móvil si lo extravías por ahí.

¿Qué aplicaciones puedo elegir para realizar el seguimiento de otros?

No hay mucha diferencia en la tecnología utilizada para desarrollar esas aplicaciones. Normalmente, las aplicaciones de seguimiento funcionan todas de la misma manera básica: igual que cuando utilizas el software de navegación, tu teléfono emite una señal mostrando su ubicación.

La diferencia entre utilizar una aplicación para realizar el seguimiento y de utilizar una aplicación para la navegación es simplemente que tu teléfono móvil muestra dónde estás y a dónde te diriges. Con las aplicaciones de seguimiento y vigilancia es lo mismo, solo que es otra persona la que puede ver dónde estás.

Sin importar quién realice el seguimiento, la meta es localizar la ubicación y responder a preguntas como:

  • ¿Está dónde debería estar?
  • ¿Llegas tarde?
  • ¿Cuanto te falta para llegar?
  • ¿Estás perdiendo el tiempo?

Una revisión rápida de Apple Store y de Google Play store te mostrará rápidamente cuales son las aplicaciones de seguimiento más populares para llevar a cabo estas tareas. Por lo tanto, encontrar la más apropiada es simplemente cuestión de navegar por las distintas opciones, comparar precios y observar las pequeñas diferencias.

  • Ver la ubicación en tiempo real de nuestra familia en mapas privados
  • Recibir alertas en tiempo real
  • Consultar ubicaciones pasadas
  • Localizar dispositivos perdidos o robados
  • Supervisar a los conductores adolescentes
  • Comprobar las pequeñas diferencias en la precisión de las aplicaciones de seguimiento

Si no sabes por dónde empezar, puedes utilizar las aplicaciones que vienen preinstaladas en tu dispositivo. Los usuarios de iPhone pueden utilizar la aplicación Buscar a mis Amigos mientras que los usuarios de Android pueden utilizar el Google Device Manager.

¡Precaución!

Aunque existan muchas aplicaciones para espiar y localizar un teléfono móvil disponibles, la mayoría de las gratuitas suelen ser falsas. Venden promesas como que pueden localizar la ubicación de alguien con la mayor precisión y sin su consentimiento. ¡No te creas estos engaños!

Tras la tecnología: ¿cómo funcionan esas aplicaciones?

La mayoría de aplicaciones de seguimiento funcionan como el GPS de tu coche, comunicándose con los satélites con órbitas fijas.

Los que ocurre es que los receptores en tierra calculan la latitud y longitud de esas transmisiones por satélite. Entonces, se envían los datos a tu teléfono y, por eso, puedes consultar la ubicación en un mapa en tu propio teléfono.

La precisión GPS aumenta cuando el Wi-Fi está encendido

Es posible que hayas escuchado o leído (incluso en tu propio teléfono móvil) que encender el Wi-Fi mejora la precisión del GPS. Esto ocurre porque las señales de radio que emiten los puntos de acceso Wi-Fi cercanos puede ser de ayuda para darnos un punto de referencia de dónde estás, incluso aunque no estés conectado a estos puntos de acceso.

La información no se envía a nadie más; simplemente es un mecanismo de orientación de tu móvil, basado en las ubicaciones de los puntos de acceso Wi-Fi que hay alrededor tuyo.

Existe una diferencia en rendimiento cuando los usuarios se encuentran conectados a distintos tipos de redes. Si la señal Wi-Fi es débil, es posible que se presenten interrupciones en el seguimiento.

Normalmente, las conexiones Wi-Fi se extienden a lo largo de unos 90 metros. Por lo tanto, si la persona a la que estás siguiendo está dentro de esos 90 metros de un punto de acceso Wi-Fi y conectado, no debes tener problemas para realizar el seguimiento.

Los localizadores Bluetooth son ideales para seguir/vigilar en tus proximidades

La tecnología Bluetooth es más apropiada para localizar cosas que para las personas. Muchas personas descuidadas eligen utilizar el seguimiento por Bluetooth para tener vigilados esos pequeños objetos que se suelen perder, como las llaves y el mando a distancia de la tele.

Esto funciona de una forma bastante sencilla. Tienes un dispositivo conocido como etiqueta Bluetooth que se sincronizan con una aplicación de localización. Pegas esa etiqueta electrónica en el objeto de valor y ya puedes localizar su ubicación.

Los beneficios de este tipo de seguimiento son que puedes encontrar fácilmente las cosas que hayas perdido. Por otra parte, uno de los inconvenientes que tiene el seguimiento por Bluetooth es que solo funciona cuando nos encontramos dentro del alcance del receptor. Por eso, cuando no estés cerca de esos receptores, por ejemplo de tu smartphone, la función de localización es inútil.

Encontrar tus objetos de valor perdidos

Durante su vida, una persona pierde objetos por valor de unos 4500€. Pueden que sean mandos a distancia, llaves del coche, carteras, móviles, iPods, tablets….

Por si fuera poco, gastas unos 55 minutos al día buscando todas esas cosas. La frustración que provoca la búsqueda de objetos perdidos es algo más que suficiente para sacar a más de uno de sus casillas.

Ahorrarse esta frustración, tiempo y no perder dinero son algunas razones por las que la gente elige utilizar aplicaciones que les permitan vigilar todos esos objetos tan fáciles de perder u olvidar.

Los expertos en tecnología Bluetooth dicen que permite un alcance de hasta 60 metros, pero otras personas realistas advierten a los consumidores que si compras un dispositivo de seguimiento Bluetooth, su alcance es solo de la mitad.

Hay que tener cuidado al comprar un dispositivo de seguimiento Bluetooth. Muchas compañías promocionan sus aparatos sin explicar las limitaciones de la tecnología Bluetooth. TrackR es una de las marcas que me vienen a la cabeza.

TrackR… no te dice que tienes solo un alcance de 30 metros para la localización hasta la parte inferior de la página (la parte que nadie se lee).

La página promociona los beneficios del seguimiento, pero no te informa de que solo tiene un alcance de 30 metros hasta que no llegas a la parte más abajo de la página (la que nadie se lee). Por lo tanto, si compras uno de estas etiquetas para tu perro porque se escapa, no tendrás mucho éxito al encontrarlo en cuanto se aleje 30 metros.

Triangulación — Seguimiento móvil sin GPS

Un ejemplo de un comentario (no aprobado) de un hacker en nuestra página que dice que puede ayudar a nuestros visitantes a hackear el teléfono de otros

La triangulación es una tecnología de localización que se utilizaba en los teléfonos analógicos (¿recuerdas tu viejo teléfono Nokia o Motorola phone?) porque no tenían chips GPS incorporados en su hardware como sí lo tienen los smartphones que tenemos actualmente. Ya que todavía hay teléfonos móviles por ahí que no vienen con un chip GPS instalado, en ocasiones hay que utilizar los métodos del pasado. Esta misma tecnología se puede utilizar en un smartphone, ya que no depende del GPS.

La triangulación es el seguimiento utilizando las antenas de telefonía móvil para hacernos una idea aproximada de dónde podría encontrarse una persona (el seguimiento se realiza por medio de tres torres de telefonía que recogen la ubicación del teléfono). Ya que el teléfono se encuentra dentro del alcance de más de una torre de transmisión, redes como la de AT&T y Verizon pueden triangular, o encontrar las tres torres más cercanas y así determinar la ubicación general – igual que cuando consultas los mapas en vivo del GPS, se puede hacer lo mismo por medio de esta tecnología.

Si te gustaría utilzar este método de seguimiento, no necesitas instalar ninguna aplicación en el teléfono móvil de la persona que realiza el seguimiento ni en el de la persona seguida, sin embargo, en algunos casos deben tener el mismo plan de servicio móvil.

La desventaja de este método es que no es tan preciso como el GPS, además necesitas consentimiento por mensaje de texto de la persona a la que quieres seguir para poder compartir los datos de ubicación (pero no necesitas instalar nada en su teléfono en secreto). Además, tu proveedor de red le enviará mensajes frecuentemente recordándole que está siendo vigilado, que está compartiendo su ubicación con otra persona, en este caso contigo.

¿En qué se diferencian los localizadores GPS de los localizadores Bluetooth?

Los localizadores Bluetooth y los localizadores GPS se confunden a menudo. Algunas veces se puedan parecer un poco (aunque los localizadores Bluetooth suelen ser mucho más pequeños; del tamaño de un llavero) los dos sirven para vigilar tus objetos de valor, su tecnología de funcionamiento es bastante diferente.

El seguimiento GPS funciona con los satélites GPS. Esto hace que se encuentren disponibles en todas partes. Piensa en el GPS de tu coche, es muy raro que se interrumpa el servicio.

La tecnología GPS tiene algunos inconvenientes en sí misma que suponen algunos problemas de precisión. A cielo abierto, sin interferencias, el GPS tiene una precisión de unos 4,8 metros. Los árboles, los edificios, los túneles, los aparcamientos subterráneos yu los puentes pueden llegar a cortar la señal por completo. Acuérdate cuando pasas por un túnel con el coche y con el sistema de navegación encendido. También gasta mucha más batería, porque su tecnología es mucho más potente.

Por otra parte, el Bluetooth, debe encontrarse dentro del alcance del receptor Bluetooth. Por lo tanto, si el dispositivo que quiere localizar está más lejos del límite de alcance (entre 30 y 60 metros), al tener que comunicarse con tu teléfono móvil, no funcionará. La batería de estos dispositivos pequeños puede durar hasta un año sin necesidad de recarga o de sustituirla.

La manera más sencilla de demostrar esto es con tu mascota. Si lleva un dispositivo de seguimiento GPS en el collar, podrás averiguar su ubicación sin importar dónde se encuentre.

Por el contrario, si has comprado un localizador Bluetooth con un alcance de 30 metros y tu perro se encuentra a 31 metros de distancia, no podrás seguir sus movimientos hasta que te acerques o él se acerque a ti.

Por supuesto, el alcance limitado hace que la tecnología de seguimiento Bluetooth sea mucho más barata que la de seguimiento GPS. Sin embargo, sus limitaciones la hacen más apropiada para localizar objetos que no salgan de casa que para las cosas que puedan salir fuera de su alcance efectivo.

¿Cómo protejo mi teléfono de las aplicaciones de seguimiento?

Volviendo al tema del seguimiento móvil: uno de los asuntos más complicados sobre el seguimiento es que, incluso si tienes la aplicación instalada tanto en tu teléfono como en el teléfono objetivo, con permiso, y cumples todas las demás condiciones, es fácil para la parte que está siendo vigilada detener el seguimiento simplemente desactivando el ajuste de compartir la ubicación en la aplicación (si tienen conocimiento del seguimiento).

Si no confías en que apagar el seguimiento del teléfono funcione, la manera más sencilla de estar tranquilo y bloquear el seguimiento es apagar el teléfono móvil. Si un teléfono no se encuentra en modo espera, sino que se encuentra totalmente apagado o si se le quita la batería (en los teléfonos que lo permitan), no emitirá las señales de radio necesarias para ser rastreado por GPS, Wi-Fi, Bluetooth o cualquier otro método.

Como alternativa, pueden dejar sus teléfonos encendidos pero simplemente desactivar las funciones de ubicación por Wi-Fi o GPS apagando el ajuste de ubicación de las preferencias generales del teléfono. Si activamos el «modo avión» se consigue esto con un toque.

Evita la intrusiones no autorizadas en tu teléfono siguiendo estos dos sencillos consejos:

  1. Siempre, bloquea tu teléfono con clave.
  2. Nunca hagas clic en ningún enlace de un correo electrónico o mensaje de texto de emisores en los que no confíes. En general, nunca se debe hacer clic en ningún enlace de un mensaje o email que tenga aspecto sospechoso. Al hacer esto, corres el riesgo de poner tu teléfono a disposición de un hacker que puede entrar en tu teléfono e instalar todo tipo de aplicaciones y robar tus datos.

Cuatro mitos sobre el seguimiento GPS

Mito #1 Hay formas de conseguir permiso

Conclusión: Debes tener consentimiento (lectura y acceso al teléfono móvil objetivo) para rastrear el teléfono móvil de otro adulto.

Es posible que hayas leído que existen formas en las que puedes instalar una aplicación a distancia y, de alguna manera, así es. Pero es mucho más complicado que llamar al teléfono de alguien y hablar con él durante algunos segundos, como te hacen creer muchas páginas web.

Primero, no es posible instalar una aplicación remota en un dispositivo iOS. Para que muchas de ellas funcionen, el teléfono iPhone debe ser jailbroken. Eso significa llevar a cabo algunos procedimientos para desbloquear el sistema operativo y poder hacer cosas que Aple no aprueba. También, necesitarás saber las credenciales iCloud de la persona que estás intentado localizar.

Aun así, esta no es la tarea principal para realizar una instalación remota. En la mayoría d elos casos, todavía tendrás que acceder al telefono durante un corto periodo de tiempo para completar la instalación con éxito. Ten en cuenta que si consigues el teléfono de otra persona para completar este paso, hay muchas posibilidades de que esté bloqueado con una contraseña de acceso, lo que complica este paso aún más.

En cuando a los dispositivos Android se refiere, puedes instalar una aplicación si tienes los datos de la cuenta en Google de la persona en cuestión. Sin embargo, todavía tendrás que disponer del dispositivo de la persona por unas cuantas razones.

En primer lugar, si una persona ve una aplicación aparecer en su teléfono, es posible que la borre y que despiertes sus sospechas. Por ello, esta es una buena forma de que nos pillen.

A continuación, muchas aplicaciones de seguimiento requieren root, que es el proceso de obtener privilegios de superusuario en Android para obtener control completo del sistema operativo. El mismo resultado puede conseguirse cuando le haces jailbreak a un dispositivo de Apple, por ejemplo a tu iPhone.

Ya que instalar aplicaciones a distancia es tan difícil, muchas personas se decantan por los localizadores GPS individuales u otros dispositivos de seguimiento para llevar encima. Existen cantidad de opciones que puedes elegir cuando se trata de encontrar un localizador GPS.

Por ejemplo, puedes elegir relojes, si buscas este tipo de dispositivos para llevar encima. Garmin es una de las marcas más fiables que utiliza la tecnología GPS en lugar de solo la tecnología Bluetooth, de alcance muy limitado. Las personas utilizan estos dispositivos porque se pueden sujetar a algo para mantenerlos en su lugar. También existen etiquetas que se pegan a las pertenencias de una persona para seguirla, sin embargo, recuerda elegir un dispositivo que utilice tecnología GPS en lugar de tecnología Bluetooth, si lo que deseas es localizar a alguien más allá de las inmediaciones de tu hogar. Bay Alarm y Garmin son marcas populares que reciben valoraciones muy positivas de los usuarios. Buddy Tag y Tile son también marcas fiables, sin embargo se basan en la tecnología de seguimiento Bluetooth, lo que significa que se encuentran limitados a una distancia de entre 25 a 35 metros.

Simplemente recuerda, las prendas u objetos para llevar y las etiquetas de seguimiento no te permitirán acceder a los mensajes de la persona o a los hábitos de uso telefónico, sin embargo, son otra opción para localizar a la persona.

Ten esto presente; puedes poner un rastreador GPS en cualquier cosa que tengas y localizarla. Por lo tanto, si estás a punto de divorciarte y tu ex tiene un vehículo a nombre de los dos, estás en tu derecho de instalarle un localizador GPS.

Por el contrario, si ya te has divorciado y el coche ya no está a nombre de los dos, entonces estarías violando la ley si sigues ese vehículo.

Mito #2 Los teléfonos móviles no se pueden hackear

Los hackers pueden hacer casi lo que quieran. Esta es la razón por la que la seguridad de los teléfonos móviles es sujeto de debate. Los hackers pueden acceder al teléfono de la gente y leer sus mensajes de texto, ver sus fotos y consultar su historial de llamadas.

Casi todo el tiempo, las intrusiones en un teléfono móvil ocurren cuando la persona se encuentra conectada a un punto de acceso Wi-Fi público. Seguro que conoces esas advertencias de seguridad que aparecen cuando intentas conectarte a una red Wi-Fi. Ese es tu teléfono informándote de que no hay manera de proteger tus datos.

Existen montones de anuncios en Internet de hackers que dicen poder entrar en cualquier teléfono. Muchos de estos anuncios son un completo engaño; simplemente son aprovechados especialistas en jugar con tus inseguridades. Existen otros que son verdaderos, pero aquí te indicamos lo que debes saber para asegurarte de que no te dan gato por liebre.

Curiosamente, el 92% de esas personas ignora las advertencias. Sin embargo, hackear y seguir un teléfono son dos cosas muy diferentes. Puedes contratar hackers aficionados para que espíen el teléfono de alguien, pero, una vez más, no es legal.

Un ejemplo de un comentario (no aprobado) de un hacker que decía a nuestros visitantes que puede ayudar a hackear el teléfono de otros

La ley «Investigatory Powers Act 2000» deja bien claro que si intentas espiar las comunicaciones de otra persona, puedes llegar a pasar 20 años en la cárcel y tener que pagar multas de hasta $15,000. Por lo tanto, necesitarás preguntarte a ti mismo cuanto necesitas, realmente, leer los mensajes de texto de tu ex-novia.

Existen cantidad de anuncios en Internet de personas que dicen que pueden hackear el teléfono de otros. Algunos de estos anuncios son un completo engaño; simplemente son listillos que quieren aprovecharse de tus inseguridades. Otros son reales, a continuación vamos a explicarte qué necesitas saber para que no ten engañen.

Estas son las cuatro maneras más comunes por medio de las cuales puede hackearse un teléfono móvil:

  1. Red Wi-Fi no segura,
  2. Fallos del sistema operativo (OS),
  3. Aplicaciones maliciosas o 
  4. Hacer clic en un enlace de tu correo o mensajes de texto (llamado phishing).

Así que, pregúntales como van a hacerlo. Si no te dicen que utilizando una de esas formas, te están mintiendo.

Una de las formas más fáciles de entrar a tu móvil para un hacker es a través de una red Wi-Fi no segura. En estos tipos de redes, es realmente sencillo para un hacker saber que es lo que están haciendo los demás, los hackers pueden aprovechar esto para ver tus contactos, reuniones, correos electrónicos y otra información delicada a la que tienen fácil acceso por esta via.

Los estudios muestran que se descubre al menos una vulnerabilidad al día en los sistemas operativos. De esas vulnerabilidades, el 10% de ellas son críticas. Por lo tanto, si tienes un hacker que es capaz de acceder a través de una de esas vulnerabilidades, entonces puedes obtener información del teléfono de otra persona.

El último método, pueden hackear tu teléfono a través de una aplicación maliciosa. Algunas aplicaciones se diseñan para que permitan una puerta de acceso a tu teléfono para los hackers. La forma de prevenir esto es sencilla, no descargues aplicaciones de fuentes en las que no confíes.

Mito #3 Puedo encontrar mi teléfono perdido aunque no tenga una aplicación de seguimiento

No existe forma de que un teléfono se comunique con el GPS, Wi-Fi, Bluetooth o con las antenas de telefonía móvil si no está encendido.

Existen algunas informaciones que dicen que algunos agentes del gobierno pueden acceder a la ubicación de un teléfono aunque se encuentre apagado, pero este no es el nivel de acceso que tu puedes tener para encontrarlo o para encontrar a tu pareja.

Por suerte, los dispositivos Apple traen aplicaciones como Buscar mi iPhone preinstaladas en tu iPhone (si tienes iOS 8 o más reciente; de no ser así tendrás que instalarla por tu cuenta). Cuando activas esta función en tu teléfono, la aplicación será una gran ayuda para ayudarte a buscar tu teléfono o a localizar a tu pareja. Es posible que tengas la aplicación ya activada en tu teléfono sin que lo sepas, por lo que debes asegurarte de comprobarlo.

Es importante tener en cuenta que no puedes desconectar Buscar mi iPhone a distancia. Para que funcione debe ser activada, por lo que te interesa activar esta función de inmediato para poder vigilar tu teléfono.

Esta es una función que puede utilizarse si has perdido el teléfono en casa o si te lo han robado, o lo has perdido, en alguna parte. También te ayudará a saber dónde está tu mujer si hay una tormenta importante y no contesta al teléfono.

¿Cómo descubro dónde se encuentra con Buscar mi iPhone y con Android Device Manager?

Puedes registrarte en un servicio de almacenamiento en la nube (iCloud.com, en el caso de la aplicación Buscar mi iPhone) para comprobar la ubicación de un teléfono. Desde ahí, puedes ver dónde se encuentra tu dispositivo y dónde ha estado anteriormente.

Si te parece que alguien pueda tener tu teléfono, puedes bloquearlo inmediatamente y enviar un mensaje con un número de contacto. Esto te permitirá comunicarte con la persona que lo ha encontrado y posibilita que te llame sin acceder a tus datos.

Si tu teléfono está apagado, puedes utilizar tu portátil para investigar su ubicación. Mientras esté conectado a la cuenta Google, el dispositivo Android te informará de su última ubicación. Así, puedes empezar a buscarlo allí.

Utilizando iCloud, puedes acceder a la aplicación Buscar mi iPhone. Esta funciona mientras la batería esté cargada y el teléfono esté encendido. Si activaste la opción «Enviar la última ubicación» cuando activaste Buscar mi iPhone, registrará esta última ubicación. Si, por el contrario, se encuentra desactivada, la aplicación Buscar mi iPhone no será de mucha ayuda.

Tu último recurso es volver sobre tus pasos.

Si finalmente tienes que rendirte y aceptar el hecho de que tu teléfono ha desaparecido, asegúrate de desconectarte de todo. Esto es válido si no quieres que la persona que encuentre tu teléfono móvil empiece a publicar cosas, por ejemplo, en tu cuenta de Facebook.

Así, ¿qué necesito saber sobre el seguimiento de los teléfonos móviles?

Vivimos en una generación del «ahora mismo». Esta forma de pensar ha llevado a la gente a querer saber qué es lo que están haciendo sus seres queridos en tiempo real. Ya sea una mujer con un fuerte deseo de vigilar de cerca a su marido o una madre que quiere conocer las entradas y salidas de sus hijos; existe una fuerte necesidad psicológica de conseguir la paz mental (especialmente en el momento). Esta claro, la respuesta del siglo 21 a estas inquietudes es el seguimiento de los teléfonos móviles.

Todavía hay mucho temor y desconocimiento de la naturaleza sel seguimiento móvil, basados en la percepción equivocada de que cualquiera puede ver dónde te encuentras en cualquier momento. En realidad, el único tipo de seguimiento que tienes que temer es que alguien te esconda un GPS o un viejo smartphone con el GPS activado en tu vehículo.

Existen muchas formas en las que alguien puede instalar una aplicación se seguimiento en tu teléfono en secreto, pero las posibilidades de que esto ocurra son mínimas. La clave para intentar evitar este tipo de intrusiones es tener una clave en tu teléfono y no hacer clic en enlaces extraños de los correos electrónicos o de los mensajes de texto, que pueden ser una invitación para que los hackers entren.

Las buenas noticias son que este comportamiento es totalmente ilícito, por lo que la ley está de tu parte si ocurre.

Por lo tanto, a no ser que estés difundiendo tu ubicación a través de los medios sociales o permitiendo el uso de una aplicación de seguimiento, tu ubicación solo será visible para las personas que tu quieras que lo sea.

Si te sientes incómodo con la idea de que tu teléfono pueda ser vigilado, es posible desactivarlo por completo, aunque sea a costa de deshabilitar las funciones Wi-Fi y Bluetooth.

Si estás preocupado sobre la posibilidad de que estén siguiendo tu teléfono móvil sin que lo sepas, busca aplicaciones instaladas en el mismo que no recuerdes haber puesto en él. Si encuentras algo sospechoso, debes averiguar de qué se trata.

Una buena manera de evitarte preocupaciones es, desde el principio, proteger tu teléfono con una contraseña. Puedes cifrar la pantalla de bloqueo de tu móvil y también establecer una contraseña en Google Play y en App Store para realizar cualquier tipo de descarga.

Últimamente, no hay que temer al seguimiento móvil, porque es algo que puede controlarse. Una vez entiendes cómo gestionarlo y lo que puede y no puede hacer, puedes aprovechar sus beneficios con la tranquilidad mental de que estas protegido de sus potenciales desventajas.

Por otra parte, si estás buscando hacerle un seguimiento a otra persona, solo tienes que recordar que hay muchas maneras de saltarse las leyes, ten en cuenta que es ilegal vigilar a otros que no sean tus hijos menores.

Vigilar la ubicación de tus hijos y sus comunicaciones, realmente puede ser de ayuda para que estén más seguros, además de mantenerte activamente implicado en sus elecciones. Pero, si estás valorando utilizar la vigilancia móvil con otras personas que no sean tus hijos, deberías reconsiderarlo.

El seguimiento, aunque sea muy útil, tiene que ser algo consentido por las dos partes. Por lo tanto, piénsalo dos veces antes de seguir a tu pareja sin su consentimiento.

Sí, existen hackers que pueden ayudarte y existen procedimientos que puedes utilizar, pero si te pillan, también habrán consecuencias derivadas de estas elecciones.

La conclusión es sencilla, necesitas preguntarte a ti mismo cuánto necesitas la información que buscas antes de intentar nada sin consentimiento. Después de todo, ¿de qué sirve la información que consigas si no podrás usarla porque fue obtenida de manera ilegal?